Hilos Tensores

HILOS DE SUSTENTACION

 

Con el advenimiento de nuevas técnicas de  rejuvenecimiento facial, la tendencia del sector médico es la de actuar con métodos cada vez menos invasivos asociados a resultados más durables.

Las técnicas diagnósticas que han permitido un mayor conocimiento de los cambios que sufren las partes blandas faciales y que llevan al aspecto envejecido, han permito nuevos métodos y protocolos de trabajo  para aportar las soluciones que requiere una piel envejecida.

Los “hilos-suspensión” son suturas especialmente diseñadas para ser implantadas  en los tejidos subcutáneos. Allí se insertan en la trama de tejido conjuntivo elevando y recalibrando las áreas que presentan ptosis (caída gravitatoria de los tejidos) y, por consiguiente, restaurando los contornos y elevando las estructuras faciales.
La suspensión de la cara envejecida con “suturas de púas” o de “púa y sutura” o “suspensión con hilos” o “Aptos”o “Featherlift” o “Contour Thread” o “suturas barbadas” o “hilos rusos” que de todas estas formas se suelen encontrar en la literatura,  ofrece la promesa de una técnica mínimamente invasiva con pocos efectos adversos.

La suspensión para contrarrestar el descenso facial se puede practicar con materiales protésicos, como suturas.

La suspensión facial con suturas, aunque no es una idea nueva, ha ganado prominencia con el advenimiento del  así  llamado estiramiento (lifting) facial rápido.

Este procedimiento consiste en pasar suturas por debajo de la piel de la cara y el cuello para contrarrestar el descenso y la laxitud de los tejidos, lo que evita grandes incisiones, despegamiento significativo y tiempo de recuperación sustancial después de la cirugía.

En la última década, la capacidad de soportar carga de las suturas de suspensión facial ha aumentado por el agregado de púas a la sutura de polipropileno. Estas suturas se describen en la bibliografía como Aptos Threads (Aptos, Moscú, Rusia), Isse Endo Progressive Face Lift Sutures, Contour Threads (Surgical Specialties Corp., Reading, Pa.) y Happy Lift.

La utilización de suturas de suspensión en la cara se ha practicado con suturas convencionales tanto para corregir parálisis faciales como para la elevación estética de las almohadillas adiposas malares a fin de aumentar el volumen de la región medio  facial.

Los “hilos-suspensión” ejercen su función gracias a que las prolongaciones del hilo se anclan en los tejidos y los mantienen traccionados en una determinada dirección. Su particular diseño permite que después de su implantación, sus púas abiertas, penetren en los tejidos de su alrededor, mientras que por la diferente direccionalidad de las citadas prolongaciones se asegura un equilibrio de fuerzas.

Dependiendo de la orientación de las púas en forma de rueda, los hilos pueden agruparse en:

Bidireccionales: Con sus púas de rueda convergiendo o divergiendo, dependiendo de la orientación de éstas. A su vez estos pueden ser hilos permanentes (hilos Aptos) o hilos reabsorbibles (Happy Lift Revitalisation)

Unidireccionales o anclados: Normalmente necesitan ser fijados para lograr un efecto lifting.

1-Hilos aptos.

 Hilos de suspensión sub dérmica antiptosis de Sulamanidze.

En los años 90, el cirujano plástico ruso Sulamanidze, inició el perfeccionamiento de un hilo quirúrgico no reabsorbible con doble fila contrapuesta de pequeñas espinas, como dos espigas de grano, una sobre otra, que confería al hilo la propiedad de auto-sostenerse cuando se inserta el tejido.

En último lugar la mejora y desarrollo en la técnica de alzamiento por hilos, ha sido el utilizar los hilos permanentes o Aptos® de longitudes superiores a lo usual hasta este momento, es decir, de 30 cm. Esta variedad ha sido diseñada en especial para ser utilizada en el levantamiento del área del cuello, y en indicaciones corporales como en brazos y cara interna de los muslos. Siendo el hilo más largo e insertándose, por consiguiente, en un número mayor de dientes de rueda o prolongaciones, estos hilos pueden soportar mayores pesos por lo que son particularmente indicados en las áreas como el cuello dónde el tejido está sometido con mayor intensidad al efecto de la gravedad. La fuerza a ejercer es proporcional al número de hilos.

2-Hilos de Serdev.

 En la misma década, el cirujano plástico Nikolay Serdev, comenzó a utilizar un hilo liso, sin filo, caracterizado por una cerda corta elástica que se inserta en el tejido con un nudo para crear una especie de “bolsa de tabaco”. Esta sutura permitiría aumentar el volumen y reafirmar el tejido. La sutura descripta por Serdev abría una puerta muy importante para alzar y fijar el tejido del rostro o de otras partes del cuerpo.

Esta metodología ha demostrado su utilidad en pómulos, mentón, glúteos y mamas.

El Dr. Rafael Spagnuolo utiliza esta técnica con hilos no reabsorbibles obteniendo excelentes resultados de tensión y reafirmación del óvalo facial.

Existen una gran variedad de hilos en la actualidad; nos hemos limitado a mencionar aquellos que utilizamos con más frecuencia y  de comprobada eficacia.

3- Hilos Silhlouette

 Alwin Kolster es el ingeniero que inventó las Silhouette Sutures TM en 2005, y es el director ejecutivo de Kolster Methods Inc, una compañía de dispositivos médicos con sede en Corona, California.

Kolster Methods Inc elabora instrumentos médicos para la comunidad de cirujanos estéticos. El Sr. Kolster participó en el diseño de la generación anterior de suturas de suspensión a base de hilos dentados para tensar y suspender los tejidos. En 2004 se planteó una forma de mejorar el sistema disponiendo conos que flotasen libremente sobre el hilo, lo que le llevó a diseñar las Silhouette SuturesTM.

Existen dos variedades:

  • Silhouette lift
  • Silhouette soft

SILHOUTTE LIFT

Se realiza con anestesia local, el tiempo de intervención es entre 45 y 60 minutos.

La incisión es de aproximadamente 3 cms en cuero cabelludo y se avanza con aguja hacia varios puntos de la mejilla que son el objeto del tensado.

Permite una reincorporación en 2 a 3 días a su actividad laboral.

La cicatriz no es visible y es una buena alternativa para pacientes formadores de queloides.

Las ventajas de la cirugía estética mini-invasiva del rostro y cuello con hilos tensores son muchas:

Procedimientos mínimamente invasivos

Tratamiento sin necesidad de quirófano.

Posibilidad de más sesiones de tratamiento.

Posibilidad de revertir el procedimiento sin cicatriz al removerse el hilo tensor con facilidad.

Relativa larga duración.

Ausencia de verdaderas complicaciones.

Tensado modelando con aspecto natural

Ralentización del proceso de envejecimiento.

Indicaciones

 Pacientes con actividad pública importante.

Pacientes que lo solicitan de manera expresa.

Pacientes que rechazan la cirugía tradicional.

Pacientes que rechazan la cicatriz.

Pacientes con riesgo de formar queloides.

Pacientes con flacidez inicial o no muy avanzada.

Nuestras experiencia sugiere que los mejores candidatos para la técnica mini-invasiva con hilos tensores, son hombres y mujeres entre 35 y 65 años de edad, con leve o moderada flacidez tisular que desean mejorar su aspecto exterior para un rostro más juvenil y natural, y fundamentalmente evitar la convalecencia, complicaciones de la cirugía y cicatrices.

    

SILHOUTTE SOFT

Los hilos Silhouette-Soft son una evolución de las suturas Silhoutte-Lift, que durante más de 6 años se han estado comercializando en todo el mundo.

La diferencia es que permiten realizar la intervención sin ninguna incisión ni puntos de sutura, y al mismo tiempo son completamente reabsorbibles.

A diferencia de los “Silhoutte-Lift”, los “Silhouette-soft” no son una técnica quirúrgica, siendo el método mucho menos invasivo.

Se realiza con anestesia local en la zona a tratar y el resultado es inmediato. Tras el tratamiento el paciente se va sin ninguna molestia ni inflamación.

Estos hilos están compuestos de conos de ácido poliláctico con nudos intercalados que se introducen con una aguja muy fina en la piel. La acción de los conos, es la de producir un anclaje dentro del tejido de la piel a nivel del tejido subcutáneo, de esta manera, permiten tensarla con facilidad. Son los conos que llevan estos hilos los que nos permiten levantar tejidos faciales para corregir la flacidez de la piel.

Una de las mayores ventajas de estos hilos es que están hechos de una material reabsorbible (ácido poliláctico) que dura dos años, y que consigue un efecto natural y reversible. El ácido poliláctico lleva muchos años empleándose en medicina, se trata de un material totalmente histocompatible.

Son hilos provistos de dos agujas en cada extremo y son bidireccionales.

Esta es otra ventaja importante respecto a la antigua generación de hilos.

Tensamos la piel gracias a dos vectores que dibujamos antes de introducir los hilos. Uno de los vectores se dirigirá hacia arriba y el otro hacia una zona más inferior o hacia delante.

El hilo con conos se introduce por el punto equidistante a los extremos de estos vectores (a unos 5 centímetros de cada uno de ellos) de modo que cuatro conos se dirigen hacia un vector y otros cuatro conos se dirigen hacia el otro vector con ello conseguimos una tensión mayor de la piel. En total la extensión de tratamiento es de 10 cms.

Diversos estudios científicos han demostrados que el material con el que están hechos estos hilos (ácido poliláctico) tiene la capacidad de generar  colágeno en nuestra piel.

Cuando los hilos se reabsorban a los dos años, la producción natural de colágeno que ha generado en la piel del paciente perdurará.

4-Hilos de Polidioxanona (PDO)

 

Entre 2013 y 2014 estamos asistiendo a una verdadera explosión en el mundo de la estética de los llamados “Hilos Mágicos” o hilos japoneses y varios apelativos más…

En primer lugar y con el afán de clarificar nuestra comunicación con los pacientes portadores de flacidez, debemos afirmar que ninguna técnica de hilos o suturas sustituye el tratamiento fundamental en resultados que es el quirúrgico.

Los llamados hilos mágicos son fabricados en Corea, existen varias marcas y empresas comercializadoras.

Recientemente aprobados por FDA Y con marcaje CE existen variedades bien diferenciadas por su estructura, así también como el calibre (grosor) del hilo a aplicar.

La novedad más importante tanto para el médico tratante como para el paciente es la comodidad de su aplicación.

No se necesitan cánulas especiales ni bisturí.

Los hilos vienen incorporados dentro de agujas especiales de distintos calibres y longitudes acorde con el área a tratar.

La colocación resulta sencilla requiriendo como en toda práctica médica estética el entrenamiento adecuado para obtener los resultados buscados.

Todos estos hilos están constituidos por Polidioxanona (PDO). Este producto se ha desarrollado a partir del 1970 para emplearse como fibra de sutura quirúrgica.

Se trata de un material de sutura reabsorbible, biocompatible, que aportó mayor flexibilidad a los ya existentes.

El aumento de flexibilidad se traduce en una menor reacción en los tejidos.

Se trata de un material seguro, con bajo índice de efectos secundarios o reacciones alérgicas, debido a su reabsorción.

Se reabsorbe progresivamente en término medio de 6 meses. La reabsorción es mínima en los primeros 90 días tras su implantación.

Entre los efectos más importantes están:

  • Regeneración del colágeno inducido por la implantación de hilos de PDO
  • Aumento de la micro circulación
  • Aumento de la lipólisis.

Los logros son muy satisfactorios, un efecto lifting, aumento de la producción natural de colágeno

Definición de los contornos faciales y corporales.

Previene la flacidez y actúa contra ella.

Proporciona mayor luminosidad y elasticidad a la piel.

Variedades:

  • Monofilamento: son hilos lisos,de distinto tamaño y longitud.

Se colocan según protocolos variables al área a tratar.

El sistema de mallado permite tensar áreas localizadas.

Se destacan resultados en el cuello, en periocular y mejilla.

En corporal: brazos y abdomen.

  • Dentados: son hilos que al colocarse y retirar abren miniespículas que se anclan en dermis profunda logrando un efecto tensor muy eficaz.

Son de reciente aparición y la  experiencia, aunque muy corta, genera grandes expectativas.

El efecto mecánico de tensado se observa inmediatamente y siguiendo su evolución, la formación de colágeno agrega un efecto adicional observable en controles a los 30 y 60 días.