Sculptra®
Con el tiempo la piel pierde el aspecto firme, liso y juvenil, es el resultado de un proceso natural de envejecimiento. La piel pierde grosor y elasticidad.

Qué es Sculptra?
El envejecimiento de la piel se manifiesta por dos signos que normalmente aparecen de forma simultánea. El deterioro de las capas superficiales de la piel ocasiona manchas y arrugas finas, a la vez se produce un adelgazamiento y desestructuración de los tejidos de soporte (dermis y tejido adiposo), por lo que aparecen arrugas profundas y flaccidez. Cualquier tratamiento de rejuvenecimiento facial debería iniciarse para recuperar la estructura y elasticidad de los tejidos profundos de la cara, hasta hace poco esto era inalcanzable para los pacientes que no querían recurrir a la cirugía.

Sculptra es un tratamiento revolucionario en cosmética dermatológica, revierte el envejecimiento facial de forma progresiva, gracias a su acción estimuladora de colágeno. Restaura la pérdida del volumen facial devolviendo a la piel una apariencia tersa y juvenil.

El efecto es de larga duración, hasta dos años. El resultado se obtiene de forma progresiva, tras dos o tres sesiones, comenzándose a ver los resultados en unas seis semanas.

¿Cómo funciona Sculptra?
El tratamiento con Sculptra revierte el envejecimiento facial de forma progresiva, sin recurrir a procedimientos agresivos o intervenciones quirúrgicas.

Sculptra se inyecta en la dermis, mediante pequeñas infiltraciones que ocasionan mínimas molestias, que pueden ser minimizadas o desaparecer mediante el uso de anestésicos locales. Posteriormente el producto induce la formación de nuevo colágeno de manera natural y progresiva, de forma que el paciente percibe un mejor aspecto de forma gradual.

Cuántas sesiones son necesarias?
Se aconsejan 3 sesiones en meses consecutivos. Lógicamente, cada caso debe ser valorado de manera individualizada por el médico para establecer el número de tratamientos más conveniente.

Una vez finalizado el tratamiento es posible realizar sesiones de mantenimiento.

Seguridad de Sulptra
El principio activo de Sculptra es el ácido poli-L-láctico (PLA), una sustancia que constituye un tratamiento muy atractivo debido a su simplicidad de aplicación , su perfil de eficacia y seguridad.
Es un biopolímero  sintético ampliamente utilizado con seguridad en múltiples dispositivos médicos, no animal, por lo que no requiere test de alergia previo al tratamiento.
Sculptra se elimina del organismo de forma gradual y completa, sin que queden residuos en el organismo.

¿Para quién es Sculptra?
Está indicado para aumentar el volumen de zonas deprimidas, especialmente para corregir depresiones cutáneas, como surcos, pliegues, arrugas, cicatrices de la piel, ojeras, y para producir un tensado de toda la piel del rostro ( óvalo facial, pómulos…) a partir de la estimulación de los fibroblastos.

Por lo tanto, toda persona  mayor de treinta años es candidata para tratamiento con Sculptra, ya que su uso previene la progresión de los signos de envejecimiento.

¿Quién lo realiza?
El Dr. Rafael Spagnuolo realiza continuamente este tratamiento, por lo que posee la experiencia y el entrenamiento adecuado, garantizando al paciente seguridad y eficacia en los resultados.

¿Qué cuidados deben mantenerse después del tratamiento?
Se aconseja, masajear las zonas tratadas 5 minutos, 2 veces al día durante 2 semanas.

Es posible reanudar las actividades cotidianas de forma inmediata. Se recomienda utilizar fotoprotectores  tras el tratamiento. No existe ningún inconveniente para usar productos dermocosméticos o maquillaje.

¿Se puede combinar con otros tratamientos dermoestéticos?
Sculptra es perfectamente compatible con otros procedimientos estéticos, y de hecho su asociación a otras técnicas (toxina botulínica, peelings, rellenos, mesoterapia)  consigue resultados  aún mejores.

¿Zonas de aplicación?
Temporales
Ojeras
Pómulos
Paranasales
Malares
Nasolabiales
Comisuras
Mentón
Contorno facial